jueves, 19 de junio de 2008

EDUCAR CON "INTELIGENCIA"


Conversación esperando al comienzo de una sesión cualquiera de una Escuela de Madres y Padres cualquiera:

-"No podemos echar broncas, no podemos soltar de vez en cuando un sopapo,no podemos castigarles,...¿qué nos queda entonces?"

-"Que no, que lo importante es enseñar con el ejemplo".

"Ya. Y ahora hay que hacer una carrera, para educar con la "inteligencia" esa. Que no todo el mundo ha podido tener estudios".

"No. Esa inteligencia no es la de lograr mucha información y retenerla a base de mucha memoria. Se trata de la Inteligencia Emocional".

"Buf. ¿Y de eso tenemos?"

Para saberlo, Elías, Tobías y Friedlander (gente entendida en esto) nos ofrecen una regla que refleja con exactitud (según esa gente) lo que se entiende por educación emocionalmente inteligente: "Trate a sus hijas y a sus hijos como le gustaría que les tratasen el resto de las personas".
Esta regla, por lo visto contiene cinco principios que son una adaptación de las Cinco Competencias de la Inteligencia Emocional:

1.-Sea consciente de sus propios sentimientos y de los sentimientos de las demás personas.
2.-Muestre empatía y comprenda los puntos de vista de las otras personas.
3.-Haga frente de forma positiva a los impulsos emocionales y de conducta, y regúlelos.
4.-Plantéese objetivos positivos y trace planes para alcanzarlos.
5.-Utilice las dotes sociales positivas a la hora de manejar sus relaciones.

-"Es decir, que si no cumplimos esos cinco principios, nuestra forma de educar no es emocionalmente inteligente...¿hay alguien que los cumpla?

-"Supongo que como siempre pasa en estos casos, eso será algo hacia lo que aspirar".

-"Pero es que así sin más... eso requiere más explicaciones".

-"Que tendrán que darnos en las siguientes sesiones".

-"¡Ah, bueno! Y mientras, ¿no pueden dar alguna pista más?"

-"Pues sí. Hablan de unos pasos que dar, a modo de sugerencias para tratar a nuestras hijas y a nuestros hijos:

.crear una familia afectuosa y capaz de compartir y de resolver problemas;
.hablar de forma que su hija,su hijo, piensen;
.conseguir que actúen con menor impulsividad y aumenten su autocontrol y aptitudes sociales;
.fomentar el autodominio y la mejora personal";.

-"¡Madre mía! Creo que lo de la Inteligencia Emocional es más difícil que lo de la otra inteligencia, la de toda la vida. Con lo fácil que es enseñar quebrados y sumas y restas, o tenerles un par de horas leyendo cualquier cosa, que dicen que es tan bueno."

2 comentarios:

Fini dijo...

Te sigo leyendo, aunque por circunstancias personales, sin muchos ánimos para comentar. Un saludo

Luis dijo...

Hola Fini:
Me ha alegrado volver a leerte.
Aprovechando el título de la última entrada que he leído en tu blog, y que me ha gustado mucho, "quiero" que las circunstancias y los pocos ánimos del momento pasen pronto y la vida siga ofreciéndote nuevos motivos de ilusión.
Un fuerte abrazo.
Luis