jueves, 25 de septiembre de 2008

INTELIGENCIA PARA "MANDAR"


En nuestras sesiones de Escuela de Madres y Padres a veces usamos este texto que nos sirve de base para comentar el tema de la autoridad. Junto al texto, una breve introducción nos explica que se trata de una carta que chicas y chicos de 7º de la antigua E.G.B. (hoy en día equibvalente a 1º de ESO)escriben a sus madres y padres al saber que se iban a reunir en la escuela para hablar precisamente de ese tema: la autoridad.

"Queridas madres y queridos padres:
Os queremos escribir una carta sobre cómo tenéis que mandar. Juzgadla y sacad las consecuencias. A lo mejor lo consideráis un atrevimiento por nuestra parte, pues pensáis que somos muy jóvenes para pensar en estas cosas y que sabemos poco de la vida.
Nos hubiera gustado que nos preguntárais. Creemos que somos protagonistas de nuestra vida y nuestra formación. Ante vuestro silencio hemos decidido escribiros y deciros lo que pensamos sobre la autoridad.
Antes de mandar tenéis que pensar mucho tres cosas. Primera, quizás no tengáis siempre razón. Segunda, pensad lo que mandáis y tercera pensad cómo lo mandáis. Vamos a intentar explicar estos tres puntos.
Una de las cosas que más nos irrita es que siempre tenéis razón. Cuando observamos esa actitud, nos callamos porque somos más débiles física y moralmente. Como no podemos responder, nos revolvemos interiormente y "esperamos" ser mayores para tener "siempre" razón. Buscamos diálogo, comprensión, y nos damos cuenta que os equivocáis muchas veces.
Tened cuidado en "lo que mandáis". Muchas veces nos tratáis como niñas y niños y a los doce y trece años, hoy con tanta libertad, sabemos muchas cosas que igonoráis. No debéis obligarnos a hacer las cosas porque sí. Con razones apropiadas creemos que podemos entenderlas. Hay madres que nos mandan sin ton ni son, no una, sino dos, tres, cuatro... hasta treinta cosas al día. Claro, luego se olvidan y se desprestigian. Necesitamos que lo que se nos mande sea serio. Es mejor mandar pocas cosas e importantes que muchas cosas y mal.
Si en casa tiene que haber un clima de paz y diálogo, si las madres y los padres son superiores en todo, si tenéis -como decís- una capacidad enorme de comprensión... ¿por qué soléis mandar con enfado, con genio, chillidos y gritos? Siempre que utilicéis el autoritarismo: "aquí mando yo", "mi respuesta es NO", "cállate porque no entiendes", etc, nuestra respuesta será similar, o bien daremos un portazo como signo de rebeldía o un espontáneo "no me da la gana". Comprendemos que a veces somos insoportables, tenemos comportamientos caprichosos, no estudiamos y creamos situaciones comprometidas y difíciles. A pesar de todo tenéis la obligación de comprendernos y no olvidéis que siempre os queremos.
Con este cariño y comprensión nos despedimos y deseamos que esta carta os haya gustado.

ALUMNAS Y ALUMNOS DE 7º DE E.G.B."

2 comentarios:

Marian dijo...

Hola Luis! Aquí tu "sobrina segunda" Marian jeje. ¿Cómo va todo? Espero que muy bien. Me ha gustado leer la carta escrita por esos chicos y chicas, la verdad es que en algún momento creo que todos hemos actuado así o nos hemos visto envueltos en situación similar... Besos desde Tarragona!

Luis dijo...

¡Qué alegría Marian, poder tener otra vez noticias tuyas!

La mayoría sentimos que hemos vivido experiencias semejantes, ¿verdad? Y sin embargo, con el tiempo se nos olvida! Y al igual que no nos dejaron en esos momentos ser lo que éramos,cuando nos convertimos en personas "adultas" tendemos a impedir que quien está a nuestro lado sea quien es.
Pero bueno, siempre hay tiempo para embarcarse en ese proceso tan interesante de permitir existir y a la vez intentar existirnos.


¿Y tú, qué tal? ¿Te permite la vida ser tú, en tu esencia? Ese es mi deseo para tí y todas las personas que te rodean.
Otro deseo es que sigamos en contacto y algún día podamos coincidir en alguna de nuestra tierras (Tarragona, Tudela, Elgoibar) como "familiares" que somos y podamos hablar con más tranquilidad de todas estas cuestiones.
Un abrazo muy fuerte.